Wednesday, December 08, 2004

Lecciones vitales

Mi hermano salió para celebrar el alta. Cuando ha llegado esta mañana, en precario equilibrio, llevaba toda su ropa excepto la camisa. ¿Cómo se puede perder la camisa y no los calzoncillos o la chaqueta… o las inhibiciones?

Ay, cuánto me queda aún por aprender…

4 Comments:

Blogger Saf said...

Esta pregunta tuya es para meditar... porque lo primero que se pierde -en esos y otros casos- es el pelo.
Sá.

December 8, 2004 at 11:01 AM  
Blogger Saf said...

Oye, Babylover, que... estoy pensando que... puesto que soy tu única comentarista oficial puesssss... que lo mismo tendrías que ponerme un sueldo... (sí, ya sé que no suena muy bonito peeeeeero, comprendeeeeee que, en estas fechas, hay mucho gasto por delante) ;-))

Saf

December 9, 2004 at 7:17 AM  
Blogger Baby Killer said...

Lo hablamos, querida. Pero, por lo que me ha parecido leer entre líneas, tal vez seas tú la que podría ponerme un sueldo a mí. Te advierto que, como ficus, no tengo precio. Y yo, teniendo una buena hidratante a mano (Shisheido, Chanel et al), no me seco. Pero vamos, para nada. Más lustroso que un bolso Kelly. Piénsatelo, darling.

December 9, 2004 at 11:03 AM  
Blogger Saf said...

¡Ostrasssssssss... lo que vales! (que me acabas de dar la solución perfecta para mi flor de pascua... sólo tengo que untar las hojas del aceite de caviar de la Prairie).
Te faltaría -para ser perfecto- ;-)) que supieras un buen truco para hacer marrons glacé sin que se rompan (las castañas).
Eso.
Y de contratarte nada... que eres muy peligroso y soliviantarías al personal.

Saf ;-))

December 9, 2004 at 11:46 AM  

Post a Comment

<< Home