Tuesday, August 30, 2005

Dios no vale nada

Dios me habló el ayer. Y me dijo: “Apostata del género humano”. Y lo hice. Es tan fácil como colocarte una funda de almohada en la cabeza y aguantar la respiración. La verdad es que entre un cadáver y una persona, Dios prefiere los cadáveres. Y yo, claro, si me lo dice Él, uno y trino, por megafonía, pues claro, no puedo negarme. Dicho y hecho.

Os diré que el Paraíso no es ninguna ganga. Aquí todo el mundo me parece un poco…, no sé, insustancial. El caso es que aquí estamos, a la derecha del Padre. Y ya sabéis, yo no puedo entender las relaciones paterno-filiales sin sexo. Así que…

–Aquí me tienes, Padre. Yo me ofrezco.

Y Dios tomó lo que era suyo. Y os diré una cosa: no es nada del otro mundo. Crearía el universo en siete días, pero en la cama… En la cama, creedme, Dios no vale nada.

2 Comments:

Blogger Virginia said...

Jajajajaja. Es mucho mejor el demonio en estas cosas. Cambia, vete al infierno.

August 30, 2005 at 4:28 AM  
Blogger Manuel said...

La buena notica es que te podrán alas con gliter, ¿no?
Diego, no es que prometiera mucho el desempeño de ese Señor.

August 31, 2005 at 8:19 AM  

Post a Comment

<< Home