Thursday, May 26, 2005

No hay ética sin estética: una declaración de intenciones

Estoy con mi tía Zita: odio la pobreza. La miseria no curte el carácter, curte la piel.

Mamá me reprocha que mi catálogo de odios es amplísimo “y así, hijo mío, no se puede odiar en condiciones. Hay que centrarse un poco, concentrarse en una cosa o, mejor aún, en una persona, y odiarla hasta que le salgan ganglios del tamaño de una pelota de golf. Si la odias lo suficiente, estoy segura de que al menos dos de esos ganglios, más con un poco de suerte, se convertirán en algo peor. No subestimes el poder del odio. Nunca, jamás”.

Pues bien, dentro de mi (amplísimo) catálogo de odios, hay un nuevo ítem: las pulseras de caucho. Es que veo una –y últimamente no hay manera de escapar de ellas: se han convertido en el accesorio de moda, o sea, una imagen dantesca de la que es imposible escapar– y los pelos se me ponen como escarpias, el intestino grueso se me vuelve del revés y los ojos se inyectan en sangre. Lo veo todo rojo. Lo veo todo negro. Rojo y negro. Rojo y negro. Lo veo y, desafortunadamente, sí que lo creo.

Pero, ¿qué tipo de moda es esta? ¿Qué será lo siguiente? ¿Llevar el cockring igual que un brazalete étnico? ¿Colgarse las bolas chinas en la pechera depilada, junto al collar de semillas –¡esos collares, por Dios!; alguien debería hacer algo: ¿llevas un collar de semillas?, de acuerdo, pues atente a las consecuencias: la decapitación en una plaza pública– y los rosarios de H&M?

Ha llegado la hora de pasar a la acción. Menos babysmo y más killerío. Por un tubo.

[Una vez más, El Mundo -qué fanzine tan demencial, qué delicia- me proporciona una bonita sesión de literatura de humor que ríete tú de Nöel Coward: “La Policía desmantela una red de violadores de bebés que distribuía imágenes 'horripilantes' en la Red”.

Como es habitual, uno de los pederastas es de Murcia-qué-hermosa-eres. ¿Qué tendrá Murcia que atrae a la hez de la sociedad siempre, siempre, siempre?

Lo mejor es el anuncio que uno de los paidófilos incluía en la prensa para captar un poco de tender flesh para el negocio, un prodigio de humor negro:

“Canguro a domicilio
Experiencia con niños y educación infantil y si además tienes ordenador en casa cursos de informática para niños”

Experiencia con niños… Jajajaja.]

7 Comments:

Blogger Manuel said...

AAAy, mis hijoooooos!!!

May 26, 2005 at 9:17 AM  
Blogger Virginia said...

Las cosas o se hacen bien o no se hacen, que coño. Me parece un pedófilo inteligente. No se va a dedicar a cuidar ancianos. Ole sus huevos. Lo de Murcia tienes razón, siempre hay alguien de Murcia. Yo los que conozco la verdad no parecen peligrosos, pero en la prensa no sé por qué resalta. Nunca es alguien de Teruel o de Palencia, esos sitios solo tienen gente buena parece.

May 26, 2005 at 11:52 AM  
Blogger [khàrlós] said...

puede que a estas alturas lo de herir sensibilidades quede un poco demodé, pero como soy tu lector asiduo, y tengo la intención de seguir siéndolo, permíteme que te diga una cosa, aunque tú te la pasarás por el escroto (o sea el forro de los cojones):
lo último no me ha hecho ni puta gracia

May 26, 2005 at 2:34 PM  
Blogger renegado said...

Ay, que pereza me da la gente que se pone como seria y escandalizada con el tema de la pederastia

May 27, 2005 at 5:26 AM  
Blogger [khàrlós] said...

y a mí me da pereza la gente que es incapaz de distinguir cuándo su pose taaan decadente, taaan frívola y tan mundana ha dejado de tener gracia

May 27, 2005 at 7:23 AM  
Blogger Baby Killer said...

Chicos, la verdulería está a la vuelta de la esquina. Esto, por si no os habíais enterado es una bodega (bonito eufemismo para puti-club).

May 27, 2005 at 8:01 AM  
Blogger Las Botargas son sexies... said...

Lo que es, es o dejará de ser...
...visitame...
eidetekerlust.blogspot.com

July 4, 2005 at 11:03 PM  

Post a Comment

<< Home