Monday, June 27, 2005

¿Alguien tiene un rizador de pestañas? ¿Y una mascarilla de oxígeno?

A estas alturas, una crónica del espanto, esperpento o espectral comuna de momias sacadas de Medina del Country carece del menor sentido. Sólo os diré que el cafetín gay hizo una de las mayores cajas de su historia gracias a las asociaciones pro-vida de la España más profunda y negra (o gris ala de mosca).

En fin, el caso es que la semana pasada no pude ni detenerme a respirar y esta parece que va por el mismo camino. Quien quiera actualidad, que se vea el Nodo de cabo a rabo. Al fin y al cabo –os lo garantizo–, España no ha cambiado tanto en los últimos 50 años.

Y esta semana, por si fuera poco, la cofradía se pone en pie de guerra. Cielo Santo, me voy de España. Ha llegado el momento de bilocarse y despertar en otro país… Qué coño, en otro planeta.

Quien busque un poquito de calor humano, que se acerque a una pira y arda hasta las cenizas. He dicho.

2 Comments:

Blogger Vipère de Gabon said...

¿A qué planeta te vas tú, querido?

Me apunto. Porque ya sabes que me dispongo a asentarme en un universo troglodita. Si sobrevivo, te acompaño.


¡¡A Estocolmo!!

Besos muy negros.

June 27, 2005 at 7:44 AM  
Blogger La Rumana said...

Ay, Vipère. El trabajo realiza, el trabajo realiza, el trabajo realiza… Está claro, Lorelei sí que sabía que no hay nada para realizarse como un diamante con talla cabujón. Respecto al Universo Troglodita... Allí nos veremos. Con mi ex marido, Dios mediante.

June 27, 2005 at 7:48 AM  

Post a Comment

<< Home